Cómo ser un buen anfitrión

Cómo ser un buen anfitrión

 

En las cenas o comidas, cada pequeño detalle es importante para que tus invitados se sientan como en casa. Aquí te damos los consejos de cómo ser un buen anfitrión para que tus amigos y familiares queden satisfechos.

1. En primer lugar, la elección de la comida. Hay que tener en cuenta la temporada del año en las que estamos y saber qué productos son los más indicados para cada época del año. Dejar siempre las comidas más pesadas para la hora de la comida y para las cenas algo más ligero.

2. Cita con antelación para que tus invitados tengan tiempo de planificarse y evitar cancelaciones de última hora.

3. Cuidado con las comidas picantes. Hay que tener en cuenta que hay alimentos que pueden ser  más agresivos al estómago y adaptar tu comida a cualquier tipo de intolerancias, por eso se aconseja no cocinar con lactosa.

4. Los colores. Es muy importante la presentación cuando vamos a hacer una comida, los platos, los cubiertos, los adornos, e incluso los colores tienen un papel fundamental en la mesa, e influyen en el apetito. El verde por ejemplo se asocia a la vida sana y estimula el apetito, pero hay que tener cuidado con otros como el color azul, puesto que actúa de manera inversa suprimiéndolo.

Así mismo, el color de la vajilla también tiene un papel muy importante. Un estudio demostró que el alto contraste entre los platos y los alimentos provoca que la gente tienda a servirse menos cantidad de comida.

5. Los detalles: como la música, la comida adecuada y el aroma ayudará a que la estancia sea mucho más agradable.

6. ¿Innovar con las recetas? Quizá la idea de apostar por la creatividad en el último momento antes de la comida no sea la mejor solución. Es mejor elegir una receta que domines y aportarle acompañantes o picoteo más innovador. Optar por dos tipos de salsa puede ayudarte a conquistar más fácilmente el paladar de tus comensales.

Author: Zetallons

983 281 835